La infanta “controller”

Este rostro es ancho y tónico en su globalidad. El modelado es ondulado y  las zonas más grandes y anchas son la baja a nivel de goniones (zona de los instintos y necesidades materiales). La zona media a nivel malar (cigoniones), zona de lo emocional-relacional, y los pómulos no son altos.

La frente es ancha, contraída frontal y diferenciada en tres zonas. Las protuberancias ciliares son muy desarrolladas para una mujer, que le da un modelado un poco abollado en esta zona. La nariz es átona y los orificios pequeños. La boca también es un poco pequeña, moderadamente carnosa y de mentón presente.

Todo esto nos indica que el caudal energético es notable y que está activado, por lo que es activa, constante y perseverante, rozando la terquedad y la obstinación. Es difícil que se eche atrás cuando emprende algo, ya que se detecta un considerable orgullo y un deseo inconsciente de autoafirmación.

Esta misma estructura nos informa de que es de criterios personales y su inteligencia es concreta y pragmática, orientada prioritariamente a conseguir sus necesidades materiales, que son grandes.

Sus sentimientos tampoco se orientan a fines filantrópicos para hacer un mundo mejor, sino a conseguir el máximo beneficio material ya que la ambición en lo económico es considerable. El sentido del ahorro y control del gasto también es alto. Su estructura inconsciente está hecha para acumular.

Su zona cerebral informa de que hay toma de conciencia de los datos que se le proporcionan. Cuenta con un alto sentido de la previsión, planificación, organización y buena adaptación a los valores concretos en el orden económico y a la toma de decisiones. Todo esto le aporta competencias ejecutivas y de realización.

Igualmente nos informa de que antes de tomar una decisión o vincularse a cualquier organización o proyecto, habrá revisado todos los documentos y habrá valorado los pros y los contras, puesto que no deja nada al azar. Además, no es nada confiada. Seguro que no entra en ninguna organización o empresa cuyos fines no conoce o en la que ella no sepa lo que se hace. Es una morfología de controladora de todo lo que esté pasando en su vida y lo que dependa de ella en la organización en la que participe. Se podría decir que es una excelente “controller”.

La boca nos informa de que su sexualidad es satisfactoria y el hundimiento que se detecta bajo el ojo izquierdo (nariz con orificios pequeñitos y de aletas inertes) habla de desencuentros afectivos en su vida íntima que acusa dolorosamente. También muestra que es poco hábil para expresar sus sentimientos a su pareja, hijos y familiares, lo que puede hacer el matrimonio algo monótono salvo en lo sexual.

Cada uno ya tiene sus propias conclusiones sobre lo que pasó en su procesamiento del Caso Nóos. Este estudio pretende que nuestros seguidores sepan cómo es realmente el inconsciente, la personalidad y la previsible conducta del rostro estudiado: controlador, riguroso, algo desconfiado y ambicioso en lo material. Esto no es favorable para que confíe y delegue en otros lo que este asume. Es poco probable que no sepa lo que se lleva entre manos.

Dicen que la justicia debe ser ciega, pero es para que de esa manera se pueda proteger a los poderosos y se monte un circo, que eso es lo que es un juicio, para que los listos y poderosos se salgan con la suya al tener los mejores abogados que les asesoran sobre cómo deben mentir para salir absueltos.

La palabra es algo muy bonito que tenemos los humanos, pero con ella se puede mentir, “el rostro no engaña”.

Julián Gabarre

Doctor CUM LAUDE en Psicología Facial por la UAB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR